Adaptaciones mitocondriales en un entrenamiento HIIT en mujeres y hombres mayores

Es sabido que el entrenamiento físico regular va acompañado de beneficios metabólicos para la salud, como el aumento de la masa muscular y la reducción de la masa grasa corporal, junto con una mejor condición física cardiorrespiratoria.

El proceso de envejecimiento se asocia con una disminución de la función física, la salud metabólica y la pérdida de masa muscular esquelética asociada con una pérdida de actividad enzimática mitocondrial. 

El HIIT es un método de entrenamiento eficaz en el tiempo que ha demostrado ser tan eficaz como el entrenamiento de resistencia tradicional para mejorar el rendimiento en el ejercicio y aumentar el contenido mitocondrial en sujetos jóvenes y de mediana edad

El estudio recientemente publicado de (Chrois y col, 2019) buscó comprobar los efectos del HIIT sobre la capacidad respiratoria mitocondrial y contenido mitocondrial en hombres y mujeres de edad avanzada.

Participaron 28 hombres y mujeres que realizaron 11 semanas de HIIT supervisado, 3 días a la semana.

El entrenamiento consistió en: 5 intervalos de 1 min en bicicleta (124% Wmax en las sesiones 2 a 6, y 135% Wmax en las sesiones 7-20), con 90 sg de recuperación entre intervalos.

Antes de la intervención y 72 h después de finalizar la última sesión se obtuvieron muestras musculares por biopsia, para valorar la capacidad respiratoria mitocondrial, actividad citrato sintasa y proteínas implicadas en el metabolismo mitocondrial.

Además, se evaluó la composición corporal y el VO2max. Los resultados mostraron un aumento del VO2max y un descenso del %grasa corporal después de HIIT en ambos sexos.

Los autores sugieren que el HIIT induce adaptaciones favorables en el músculo esquelético de sujetos de edad avanzada aumentando el contenido mitocondrial, lo que puede ayudar a mantener la capacidad oxidativa muscular, y quizás enlentecer el proceso de sarcopenia asociado al envejecimiento.

Por lo que seguimos comprobando como más investigaciones siguen sumando respuestas positivas del método HIIT en diferentes poblaciones y con diferentes ejercicios.

Deja claro que mientras la prescripción del entrenamiento sea idónea respecto a quien va dirigida y el objetivo principal que se busca, será una estrategia a seguir teniendo en cuenta. 

Bibliografía:

  • Burgomaster, K., Howarth, K. R., Phillips, S. M., Rakobowchuk, M., MacDonald, M. J., McGee, S. L., & Gibala, M. J. (2008). Similar metabolic adaptations during exercise after Low volumen sprint interval and traditional endurance training in humans.Exercise Immunology Review, 16, 184–193.
  • Miotto, P. M., McGlory, C., Holloway, T. M., Phillips, S. M., & Holloway, G. P. (2018). Sex differences in mitochondrial respiratory function in human skeletal muscle. American Journal of Physiology-Regulatory, Integrative and Comparative Physiology, 314(6), R909–R915. Retrieved from https://www.physiology.org/doi/10.1152/ajpregu.00025.2018
  • Chrøis, K. M., Dohlmann, T. L., Søgaard, D., Hansen, C. V., Dela, F., Helge, J. W., & Larsen, S. (2019). Mitochondrial adaptations to high intensity interval training in older females and males. European Journal of Sport Science, 0(0), 1–11. https://doi.org/10.1080/17461391.2019.1615556

Deja un comentario